Grifos monomando

Los grifos de tipo monomando tiene una palanca que sirve para abrir el paso del agua, seleccionar la temperatura que quieras cuando lo vayas a utilizar y es mucho más sencillo de utilizar además de que ocupa poco.

Los de bimando tienen dos palancas que una es para agua fría y otra para agua caliente. Para seleccionar la temperatura hay que abrir el agua caliente pero también la parte de agua fría hasta adecuarla a nuestra temperatura.

Hay de todo tipo de diseño, formas, tipo convencionales aunque se usan los de tipo cromado que recubren las piezas de aluminio.

También podemos hacer una clasificación según dónd estén instalados y a veces tendremos que preguntarle a un fontanero para que nos diga dónde es buen lugar y que te hagan la limpieza una vez hecho el trabajo.

Hay otros que están en la pared aunque la instalación ha de ser hecha por un fontanero porque haya que trabajar tuberías y si lo instalas mal puedes ocasionar averías.

Los grifos no convencionales salen más baratos de precio añadiendo a ello la mano de obra que también sale barata.

Los grifos de tipo temporizado se instalan en los lugares donde no importa que el grifo se quede abierto. Son útiles para lugares como restaurantes. Presionas en una zona del grifo y durará un breve tiempo activo y no puedes seleccionar la temperatura.

Los que van por infrarrojos no tienen palanca de accionamiento sino que el propio objeto lo tienes que accionar con movimiento y una vez que lo detecte te dará agua y cuando no detecte nada dejará de dar agua.

Los grifos de pedal se suelen usar en restaurantes. Hay dos pedales situados en el suelo y dan agua fría o caliente. Si tienes las manos sucias le das al pedal y evitas tocar la llave de agua.

Los grifos de mango extraíble tienen un caño que puede extenderse y el agua va hacia donde tú quieras. Está bien para fregaderos pequeños y resulta útil paraa no llenar nada.